lunes, 23 de septiembre de 2013

INVISIBLES en el Teatre Lliure de Barcelona.

Soy una privilegiada. Sí, una privilegiada. Alguien, con vivencias mejores o peores, aunque no voy a entrar a ello porque de una forma u otra todos tenemos un pasado a nuestras espaldas, una mochila que pesa más o menos, algo que aún así, no nos convierte en INVISIBLES. 

Por eso me atrevo hoy a decir, que sí, que soy una privilegiada, porque además así es como me siento. No sé, quizá sea por la vida que llevo, por mi gente, por el lugar donde resido, la verdad, ni siquiera importa el por qué, sencillamente, ese es el sentimiento que tengo, y eso creo, es importante. 

 Pero me pregunto: 
¿Y qué pasa con todos aquellos que no solo no se sienten así, sino que realmente no lo son? ¿Somos conscientes de eso? 

 Para mí es importante valorar todo aquello que me llega, todo aquello que me inspira, todo aquello que me emociona. Así que a apenas un rato de llegar a casa, me siento con la necesidad de compartir esto con todos vosotros, de ponerme ante el teclado y tratar de explicar, de encontrar las palabras adecuadas, para que tengáis también la oportunidad de vivir vosotros, esto a que hago referencia. (Porque seamos sinceros, todo, absolutamente todo, tiene fecha de caducidad y lo que intento compartir con vosotros, a menos que se prorrogue, acaba el próximo domingo 29 de septiembre - en Barcelona) y será una lástima que os lo perdáis.

Lo cierto es que me gustaría digerirlo lentamente antes de escribir mis impresiones, cómo suelo hacer normalmente, pero sencillamente no puedo. Reconozco y confieso que de ser así, me estaría convirtiendo en algo que detesto; en una egoísta, pues cómo os dije: el tiempo apremia.

Ayer, domingo tarde/noche, fui una de las personas afortunadas de poder vivir en primera persona en el Teatre Lliure de Barcelona, una obra, que además leí no hace mucho y eso sin duda me daba cierta ventaja, la de saber de antemano que la mayor parte de lo que nos contaba en su interpretación Juan Diego Botto y Astrid Jones, era cierto, real, vivencias que surgían de personajes de carne y hueso. Retales, rotos, pedazos de la vida de personas que al igual que tú o yo, tienen nombre y apellido, un pasado, o un destino, repleto de ilusiones que probablemente no  llegarán. Y que cómo tú y yo, son hijos, padres, madres o hermanos de alguien, convertidos en: “Invisibles, en voces de un trozo invisible de este mundo.” 

Y que depende de cada uno de nosotros darles visibilidad. 

Por eso os recomiendo que no dejéis pasar la oportunidad de ir a ver esta obra, toda la información aquí:

http://www.teatrelliure.com/es 

 Y por si aún tenéis alguna duda, en este enlace encontraréis la reseña que hice en su día del libro y que una vez más me apetece compartir con todos vosotros: 



*FOTO: Coloquio postfunción (previsto para el domingo 22/09/2013). Moderado por Xavier Graset, con la intervención de Juan Diego Botto (Autor y actor) y Astrid Jones (Actriz). Director: Sergio Peris Mencheta.

TV3 - Entrevista a Juan Diego / Imágenes de la obra del pasado domingo.
http://www.tv3.cat/3alacarta/videos/4683992

2 comentarios:

  1. Hola guapa!!!
    Quina raó que tens. Som uns privilegiats per tot el que tenim i a vegades no sabem disfrutar.... Va ser un plaer compartir butaca a la fila 5 del teatre amb tu i la teva mare....
    Desitjo que tot et vagi molt bé...
    Petonets.
    Mentxu.

    ResponderEliminar
  2. Moltes gràcies,em va encantar conèixer-te i compartir colze amb colze,una obra tan especial com aquesta. Estic convençuda que tornarem a coincidir en alguna altra ocasió.

    Jo també et desitjo el millor, una abraçada.

    ResponderEliminar